Requisitos de uso


Como obtener autorización para el uso de las marcas

La solicitud debe dirigirse, por la intermediación del Comité Nacional, a la Secretaría General de la EPAL.

Al recibir la petición, la Secretaría General encarga a la Sociedad de Control que efectúe una visita a la fábrica solicitante. Si el informe es positivo, la Sociedad de Control lo comunica al Comité Nacional, quien remite el informe, junto con su propia apreciación sobre la procedencia de la autorización.

Una comisión, integrada por el Presidente de la European Pallet Association, los representantes del Comité Nacional del país de la empresa solicitante y del Pool Europeo de Paletas debe adoptar, por unanimidad la decisión de otorgar o no la autorización patra el uso de las marcas. Si no es posible la unanimidad, será el Comité de Dirección quién resolverá.

En caso positivo, la Secretaría General enviará la autorización para la fabricación en Nivel 1. La empresa autorizada podrá usar las marcas protegidas de EUR y EPAL, junto con las siglas de RENFE y su propio número de autorización. Los sellos de marcado le serán suministrados por mediación de la EPAL, y debe devolverlos en caso de retirada de la autorización.

El fabricante autorizado debe solicitar la inspección de la Sociedad de Control cada vez que proceda a fabricar un lote de paletas selladas con las marcas atribuidas. Debe poner a disposición de la sociedad de control todos los productos seleccionados por el inspector mediante sondeo para verificar su calidad. En caso de resultado negativo del control, se realizará otro sondeo, y si este también es negativo, las marcas deben ser devueltas definitivamente.

Si los informes son positivos, el lote es autorizado a salir al mercado. Transcurrido un año de fabricación continuada, sin recibir advertencias o sanciones por parte de EPAL, puede solicitar su derecho de control interno (Nivel 2), obligándose al respeto de las reglas de marcado de productos de calidad certificada, así como las reglas de funcionamiento y utilización de la marca EPAL. Debe mantener un control permanente de sus materias primas, vigilar constantemente el buen estado de sus instalaciones técnicas, producir como mínimo 1 paleta cada 25 minutos, y controlar diariamente la calidad mediante muestreo. Los resultados del control interno deben inscribirse en un acta, y remitir un informe mensual.

Cuando un fabricante se mantiene sin sanciones durante un mínimo de dos años en el Nivel 2, y dispone de un sistema de garantía de calidad de acuerdo con la norma ISO 9000, puede solicitar el reconocimiento por EPAL, lo que supone alcanzar el nivel 3. Debe disponer de máquinas automáticas e infraestructura que le permita la fabricación regular de los productos con dimensiones constantes y conforme a las normas. Ha de tener en plantilla un responsable del sistema interno de control de calidad.

En todo caso, el fabricante autorizado se compromete a permitir en todo momento la entrada en su empresa y en la instalación de producción, a los representantes encargados por EPAL, o por el órgano de control externo. Éstos tienen derecho a examinar el marcado y los documentos de compra y venta, así como a llevar a cabo cuantos controles e investigaciones ayuden a verificar el funcionamiento del sistema interno de control de calidad. Estas visitas se realizan al menos una vez por mes durante el primer año, y cuatro veces por año en lo sucesivo.